lunes, 26 de mayo de 2014

Tarta decorada Peppa Pig. Parte 2: Montaje y decoración

La semana pasada os enseñaba en este post como preparar el bizcocho y el relleno para preparar una tarta decorada de la cerdita Peppa pig. Hoy toca la decoración y montaje de la tarta. Para modelar las figuritas utilizaremos fondant, que viene a ser una pasta de azúcar muy manejable, que se puede comprar ya teñida o blanca para darle color en casa. 

Para esto es imprescindible utilizar colorantes en gel o en pasta, ya que los colorantes líquidos cambiarían la textura del fondant (hay que echar mucha cantidad). En casa tengo dos marcas, Wilton y Sugarflair. Prefiero la segunda, sobre todo si se trata de teñir fondant negro o rojo. Son dos colores muy difíciles de conseguir y Sugarflair lo hace a la perfección. También escucho y leo comentarios muy positivos sobre la marca Americolor, pero yo no la he probado. Si vais a hacer una tarta al año, os recomiendo que compréis fondant teñido y listo, porque los colorantes, aunque tienen fecha de caducidad, aguantan bastante y dan para muuuchos usos.


Para montar la tarta necesitaremos:
  • Capas de bizcochos de 15cm y 26cm
  • Buttercream de queso crema teñido de verde y azul (En el tutorial de la semana pasada os mostraba como preparar todo esto)
  • Lira para cortar bizcochos
  • Espátula
  • Vaso con agua caliente
  • Base de cartón redonda para la tarta de 15cm. Debe de ser unos mm inferior al diámetro del bizcocho.
  • Stand giratorio para decorar tartas. Yo tengo ESTE y ESTE, los dos asequibles. Me gusta más el segundo (que fue un regalo de cumple por cierto) porque al no tener pie cabe más fácilmente en la nevera.
  • Pajitas de plástico
  • Palillos de madera
  • Plato de cartón
  • Estecas de fondant (Las mías son de Kitchen Craft y me salieron baratas, las compré AQUI)
  • Pegamento. Puede ser agua a secas, o un poquito de polvo CMC mezclado con un alcohol blanco, o con agua si van a comer niños, os hará un pegamento más resistente.
  • Decoraciones de fondant
  • Cortadores redondo, de flor, de nube...

Ingedientes (Para las decoraciones de fondant)
  • Fondant blanco
  • Fondant rosa claro (Pink de Wilton)
  • Fondant rosa fucsia (Rose de Wilton)
  • Fondant negro (Black extra de Sugarflair)
  • Fondant rojo (Christmas red de Sugarflair)
  • Fondant azul (2/3 de Navy de Sugarflair y un 1/3 de Sky blue de Wilton)
  • Fondant verde (Leaf green de Wilton)
  • Fondant naranja (Yellow de Wilton y Christmas red de Sugarflair)
  • Fondant color carne (Ivory de Sugarflair o fondant blanco+un pelín de fondant naranja)
  • Fondant amarillo (Yellow de Wilton)

*Añadiremos un poco de polvo CMC a cada trozo de fondant y amasaremos para que las figuras se endurezcan con facilidad. Sino las tendréis que hacer muchos días antes para que sequen de forma natural e incluso así no quedarán tan duras.

Paso a paso (tarta 26cm)

Rellenamos dos mangas pasteleras con crema verde. Una con boquilla grande y redonda (tipo 1A de Wilton) y otra con boquilla de césped (tipo 233 de Wilton). Para rellenarlas sin pringarme, lo que hago es colocar la boquilla y poner un pinza para que la crema no se salga por abajo. Luego meto la manga en un vaso o similar y doblo la parte que sobresale de la manga hacia fuera. No se si me explico jeje, igual en las fotos se ve más claro.



Para montar la tarta grande, lo primero que haremos será cubrir nuestro stand con papel de horno. Yo utilicé papel de aluminio porque otra vez me pilló sin papel sulfurizado en casa, pero no os lo recomiendo, se pega fácilmente. Encima colocamos la capa más fea, más irregular. Echamos un cinturón de buttercream verde con la manga de boquilla redonda alrededor del bizcocho para evitar que se salga el relleno. Vertemos el ganache en el centro. El mío tenía una textura lo bastante líquida para extenderse prácticamente solo, apenas me ayudé un poco con la espátula para que llegara a cada rincón. Tapamos con la segunda capa de bizcocho más irregular, repetimos la misma operación de relleno y tapamos con la "capa bonita".



Refrigeramos la tarta unos 15 minutos, para que el relleno se solidifique un poco. La sacamos y la cubrimos con la crema restante de la manga redonda y ayuda de una espátula. Como veis en la foto, se trata de una capa muy fina (capa sujeta-migas), que sirve solo para unificar la superficie. No hace falta que tape completamente el bizcocho ya que de eso se encarga la decoración de césped que haremos con la otra boquilla. Ahora sí, la volvemos a meter en la nevera mínimo media hora, y la manga con boquilla de césped también. La crema tiene que estar bastante firme para que no se derrita nada más decorar, y eso con crema de queso es bastante difícil (se derrite de mirarla en serio).

Una vez fría haremos el césped. Hay que cogerle el truco a esta boquilla, pero después es bastante fácil. Os recomiendo practicar antes en un papel de horno en horizontal o en un vaso en vertical. Empezamos con la boquilla pegada a la tarta y ejercemos una presión regular mientras la vamos separando poco a poco. Dejamos de presionar la manga cuando esté del largo adecuado y listo. Al hacer el césped en el lateral de la tarta este tiende a caer hacia abajo, a no ser que lo hagáis muy cortito. Dejamos la parte superior de la tarta sin decorar; lo haremos cuando coloquemos el piso pequeño. 

Colocaremos cuatro pilares para que sujeten la tarta de 15cm. Se pueden comprar en tiendas especializadas, pero la técnica casera es más barata e igual de efectiva. Necesitaremos pajitas de plástico, palillos de brocheta, y una base de cartón fina (un plato de cartón recortado por ejemplo). Clavamos una pajita en el bizcocho, la sacamos y recortamos a la  altura exacta de la tarta menos 2mm. Lo mismo con tres pajitas más. Las clavamos aproximadamente en el centro de donde va a quedar el piso superior. En mi caso, no lo quería centrado, así que en un lado de la tarta. Sobre estos pilares colocaremos la base de cartón y encima la tarta pequeña. Así nos aseguramos de que el piso de abajo no se hunda y que al cortar el piso de arriba no nos llevemos parte del de abajo. Refrigeramos la tarta hasta su utilización.


Paso a paso (tarta 15cm)

Seguimos los mismos pasos para rellenar la tarta que con la de 26cm. Como buscamos un acabado liso, lo primero que haremos después de cubrir con una capa fina y refrigerar 15 minutos (capa sujeta-migas), será poner encima de la tarta la base de cartón recortada previamente, de la que deben sobresalir unos mm por los lados. Cubrimos con una capa bien gorda de buttercream, no importa que quede irregular, y refrigeramos de nuevo, al menos 30 minutos para que se solidifique bien.

La sacamos y con ayuda de una espátula mojada en agua caliente vamos alisando los lados de la tarta, usando la base de cartón como guía. Lo que gira es el plato, no la espátula. Esto también es cosa de práctica y con el tiempo va saliendo mejor. Yo me salté la capa sujeta-migas, por impaciente y me quedó alguna miga de bizcocho mezclada con la crema y no queda bien visualmente. 


Ayudándonos con la base de cartón le damos la vuelta a la tarta pequeña y la colocamos sobre la grande, intentando que quede centrada sobre la base y los pilares. Quitamos el cartón, que se habrá quedado de nuevo encima, y alisamos con la espátula. Terminamos de decorar con césped por la parte que queda vacía  del piso de abajo (se me olvidó hacer fotos a esta parte, perdón) y ya tenemos la tarta lista para decorar con las decoraciones de fondant.

Yo procuro no meter nunca el fondant en la nevera, porque entre el clima húmedo de Valencia y el cambio brusco de temperatura al salir de la nevera, el fondant empieza a sudar, es decir, a formar unos chorretones feísimos que pueden echar a perder vuestra tarta. Y como el queso es una crema que necesita frío si o si, lo que hago es conservarla en la nevera hasta el último momento en que la saco y le pongo las decoraciones y figuritas.



Paso a paso (figuras fondant y decoraciones)

En primer lugar formaremos los cuerpos de los cerditos. Para Papa pig y George, les daremos forma de bola, con el fondant verde y azul respectivamente. Para Mama pig y Pepa, haremos una campana imitando la forma de sus vestidos.


Las cabezas tienen todas la misma forma, de pera con la parte del morro un poco ladeada. Haremos cuatro con el fondant rosa claro, de más pequeña a más grande, que corresponden a los personajes en este orden: George, Peppa, Mamá, Papá. Aseguraros que cuadren con el tamaño de los cuerpos. Atravesamos el cuerpo con un palillo de madera y encima clavamos la cabeza (pobrecitooos).



Para brazos y piernas, formamos un churrito con el fondant rosa claro y cortamos cuatro trozos para cada muñeco, más pequeños para Peppa y George y más grandes para sus padres. Para formar las manos o pezuñas, hacemos dos cortes (tienen tres dedos) y redondeamos las esquinas. Para los zapatos, dos bolitas de fondant negro ligeramente alargadas. Pegamos los brazos con agua a los cuerpos y reservamos las piernas para colocarlas en el último momento.



Para hacer las caritas usaremos dos bolitas blancas y dos negras para los ojos (yo los pinté directamente con colorante), un churrito y una bolita rosa fucsia para la boca y el moflete. Con la esteca de bola pequeña marcamos dos hoyitos encima de la cabeza y colocamos las orejas dentro, dos bolitas rosas ligeramente alargadas.



A Papa Pig le añadimos unas rayitas negras para el bigote y barba y con un churrito de fondant negro muy fino le rodeamos los ojos para simular las gafas. Para Mama Pig, pintamos las pestañas con colorante negro y ya los tenemos listos. Dejamos secar.



Para hacer el sol de fondant, extendemos fondant amarillo y recortamos dos círculos de unos 6-8cm de diámetro. Podéis usar un cortador redondo o un vaso también sirve. En una de las circunferencias marcaremos bien el lugar en el que irán los dos palos de brocheta pero sin llegar a atravesarlo. Esa es la parte trasera. Recortamos unos rayos y los pegamos alrededor. Es importante esperar hasta que sequen sin tocarlos, porque son muy finos y se romperían. En la parte delantera, que servirá de tapa, colocamos el número con fondant blanco, para que resalte. Una vez seco, unimos las dos mitades con los palillos en medio y lo clavamos en la tarta.



Preparamos flores en rojo, amarillo y naranja para decorar el césped, utilizando un cortador con la forma que más nos guste. Las nubes las hice a ojo marcando con un cortador de flor que tiene pétalos redondos y terminando de recortar con la esteca de cuchillo. Para la casita recortamos las dos mitades de la casa en fondant color carne, y el techo en fondant naranja. Añadimos una puerta amarilla y la ventana con un churrito de fondant blanco. Pintamos los huecos con colorante en gel azul (Sky blue de Wilton). La casa debe tener la misma altura que la tarta azul. Dejamos secar.



Para las letras, partimos de cinco cubos de fondant blanco idénticos. Lo que hago es recortar cada letra con la esteca y redondear las esquinas con los dedos. Como las veía un poco sosas, estampé cada una con una imprenta de galletas. Dejamos secar.



Unos minutos antes de presentar la tarta, la sacamos de la nevera y colocamos todas las decoraciones en su sitio. Repartimos las flores por el césped, agrupándolas de tres en tres y nos ayudamos con agua o pegamento comestible para colocar las decoraciones más pesadas, como las nubes o la casa. Yo tenía que transportarla bastante lejos, así que la puse media horita en el congelador antes de decorarla para que aguantara bien el viaje. Ni de lejos llega a congelarse, es solo para que esté bien fría y las decoraciones delicadas como el césped aguanten más tiempo la forma.

Y este es el resultado final.











Eso sí, yo os animo a improvisar; todo esto que os he contado es aplicable a otras muchas tartas, por eso me he enrollado tanto jeje. No soy una experta en el tema ni he hecho mil tartas, pero quería compartir con vosotros lo que he ido aprendiendo a lo largo de estos tres años desde que descubrí este mundo de la repostería creativa, que una vez que entras en él es muy difícil salir.

Notas
  • Parecen muchos materiales los que se necesitan para hacer esta tarta, pero la mayoría son fáciles de conseguir y otros se pueden sustituir. Las estecas no son imprescindibles. Os facilitarán el modelado, pero también podéis sustituirlas por cuchillo, cuchara, palillo, tijeras, etc. El stand giratorio ayuda mucho a la hora de conseguir una tarta lisa y sin imperfecciones, pero yo he hecho muchas tartas sin él y no he muerto en el intento. La lira se puede sustituir por un cuchillo jamonero largo y bien afilado. El CMC no es imprescindible, pero si recomendable y la espátula la podéis encontrar en cualquier tienda de todo a cien. La mía es de Carrefour y creo que me costó 3 euros. Para la base de cartón recorté una caja de leche. Como veis, nada del otro mundo.
  • La técnica que he usado para cubrir la tarta pequeña es perfecta para tartas cubiertas de fondant. Así os aseguráis un acabado perfectamente liso al cubrirla.

En fin, creo que no me dejo nada en el tintero (menuda pesada) sino editaré. Espero vuestros comentarios abajo, ya sea para decir que os gusta o para que no publique nunca más una tarta porfavooor jajaj

Un beso grande y gracias por leerme



5 comentarios:

  1. Uoooo menuda faena y trabajo lleva ..... la verdad que esta impresionante y apetecible!! Bueno para abrir las dudas y preguntas.Como logras un bizcocho tan recto? Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias guapa! Me encanta que te encante.
    Pues lo que hago es que cuando saco los bizcochos del horno los dejo con la parte del fondo del molde hacia arriba, porque es la más bonita y lisa. Y si tengo que hacer recortes para igualarlos, siempre por la parte más fea. Y para lados altos y rectos, seguir los consejos de horneado que doy más arriba... y practicar, practicar y practicar!
    Un besoo

    ResponderEliminar
  3. Hola estoy por iniciar un muestrario para mi nuevo blog y espero hacer este bellicimo cake que tan amablemente dejaste en tu blog espero muy pronto estar dejandote la imagen gracias y felicidades te quedo precioso.
    aclaro que en mi blog anterior solo tengo imagenes de la web pero deceo subir mis propias imagenes te dejo un saludo y un abrazo gracias.

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado tu tarta y tis explicaciones. Estoy preparando una muy parecida.

    ResponderEliminar
  5. Hola me encantó y voy a realizarla, pero no es una torta que pueda ser expuesta un par de horas en un cady bar?

    ResponderEliminar

Muchas gracias por leerme. Si tienes cualquier duda o sugerencia, me encantará leerla. Y si solo quieres dar tu opinión, también. Es importante para mi, así que te invito a dejar un comentario. Un beso.