jueves, 17 de julio de 2014

Red Velvet Cupcakes con frutas del bosque

Hello!


¿Como vamos? Hoy os traigo (por fin) unos cupcakes! La idea era hacer unos red velvet y darles un toque distinto. Así se llaman por ese característico color rojo sangre que tienen y su suavidad en boca. Cuando fui al super y vi estos arándanos y grosellas me inspiré y decidí añadirle a la receta frutas del bosque. 

La receta del bizcocho es de la gurú de los cupcakes, Alma Obregón, de su libro Objetivo: Cupcake perfecto. La crema es mi favorita, el cream cheese buttercream (buttercream de queso crema) que ya os enseñé en la receta de Carrot Cake y en mi tarta Peppa Pig. Es un recurso infalible si no tenéis claros los gustos de los comensales.

Aquí las sobremesas se alargan hasta el infinito y más allá y no viene mal un dulce para hacerlas más agradables. Además, hace un calor de mil demonios, aunque me cuentan que en Valencia también. Suerte que allí hay playa! 


Así que aprovechadla un poco por mí y mientras tanto yo seguiré disfrutando de la gastronomía francesa (lo de que los franceses comen mucho queso y vino no es un tópico, me estoy poniendo las botas...).

En cuanto a mi búsqueda de trabajo no ha sido muy fructuosa, pero no pierdo la esperanza, que solo llevo dos semanas aquí y quedan dos más para terminar el mes de julio (edito: me acaban de llamar, empiezo mañana!! =)). 


No os cuento más mi vida y os dejo con la receta dulce de hoy, y con mi consejo de siempre, dejad volar la imaginación. No hay porque ceñirse a la receta si no os gustan los arándanos, por ejemplo. Ahora os digo, que de merienda con una taza de té están geniales, confirmado. 


Redvelvet cupcakes con frutas del bosque


Ingredientes (Para 12 cupcakes)


Para el bizcocho

  • 60ml de aceite de oliva suave
  • 160g de azúcar blanco
  • 1 huevo
  • 150g de harina de trigo
  • 1 cucharada rasa de cacao sin azúcar
  • 125ml de leche semidesnatada
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 1/2 cucharadita de colorante rojo en pasta (ver notas)
  • 1 y 1/2 cucharaditas de extracto natural de vainilla líquido o en pasta
  • 1/5 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1 cucharadita de vinagre blanco

Para el relleno
  • 12 arándanos
  • 24 grosellas

Para la crema

  • 250g de queso crema (tipo Philadelphia)
  • 125g de mantrequilla sin sal
  • 1 cucharadita de extraco natural de vainilla líquido o en pasta
  • 100g de azúcar glas
  • Arándanos y grosellas


Paso a paso

Preparamos una bandeja para cupcakes con doce cápsulas de papel. Precalentamos el horno a 180º en horno tradicional o 160º con ventilador. En un bol, tamizamos la harina y el cacao. Mezclamos la leche con la cucharadita de zumo de limón y dejamos reposar de 5 a 10 minutos. El limón va a cortar la leche.

En el bol del robot de cocina, batimos los huevos, el azúcar y el aceite hasta que estén bien integrados. Vamos añadiendo la mezcla de harina y cacao y la leche en dos tandas y mezclamos a velocidad baja. Echamos el colorante y el extracto de vainilla y volvemos a batir. En un vasito, mezclamos el vinagre y el bicarbonato. Cuando la mezcla burbujee, la añadimos a la masa y removemos. 

Repartimos la masa entre las doce cápsulas (la medida ideal para un cupcake es la de una cucharada de helado). La masa tiene que quedar aproximadamente por la mitad de la cápsula. Horneamos unos 22-25 minutos (comprobamos que están hechos pinchando con un cuchillo). Sacamos del horno y dejamos enfriar en una rejilla de horno. Agujereamos los cupcakes por el centro con un descorazonador de manzanas (sin llegar al fondo) y rellenamos con dos grosellas y un arándano. Volvemos a tapar. 

Para preparar la crema, batimos la mantequilla con el azúcar unos 5 minutos a velocidad alta, para que quede muy bien integrado y no se note el azúcar al masticar. Añadimos el queso crema bien frío y el extracto de vainilla y batimos un par de minutos más, a velocidad media. Rellenamos una manga pastelera con boquilla de estrella y decoramos los cupcakes con el buttercream y con más arándanos y grosellas. Comemos. xD



Notas



  • Es importante no abrir el horno antes de 15 minutos para que los cupcakes no se caigan por el centro. Por otra parte, si la temperatura del horno es muy alta, subirán demasiado por el centro, y pueden romperse como un volcán. Lo mejor es utilizar un termómetro de horno y la experiencia nos permitirá conocer nuestro horno, porque cada uno es un mundo.
  • Si no lo digo no me quedo tranquila: el buttercream me ha quedado raro raro jejeje. No sé, como que con poca consistencia (aunque el sabor muy bueno). Es culpa mía por no tener en cuenta que las materias primas cambian de un país a otro. Creo que se debe al queso o a la mantequilla francesa que he utilizado, porque sino no me explico que ha pasado, la he hecho como siempre. Así que si seguís la receta al pie de la letra, no habrá problema. Como os decía arriba, he utilizado mucho esta receta y confío en el resultado (Y ya dejo de ponerme excusas jeje)
  • Es importante usar colorante en pasta de calidad. Nunca conseguiréis un rojo encendido con colorante líquido, nisiquiera echando medio bote, puaj! Ojo, que calidad no significa caro. En cualquier tienda de repostería creativa encontraréis la marca Sugarflair, muy buena... Los botecitos de colorante van de 2 a 3 euros de precio, según la tienda, y dan para muchísimos usos.


Que aproveche! Besos dulces.

Cass

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por leerme. Si tienes cualquier duda o sugerencia, me encantará leerla. Y si solo quieres dar tu opinión, también. Es importante para mi, así que te invito a dejar un comentario. Un beso.