miércoles, 29 de octubre de 2014

Cóctel Bloody Mary



Ya queda nada para Halloween, por eso hoy os traigo una historia sangrienta; la que da nombre a este cóctel (o Cocktail) de color tan particular.

Según cuenta la leyenda, el Bloody Mary nació en el bar "Nueva York" de París en el año 1921, de la mano de Ferdinand Petiot. Esta bebida a base de zumo de tomate, se creó inicialmente como un remedio contra la resaca.

Su nombre proviene de la reina Mary Tudor, también conocida como Bloody Mary (Maria la sangrienta). Esta mujer, hija de Enrique VIII, reinó unos cuantos años durante los cuáles restableció el catolicismo en Inglaterra.

Lo hizo persiguiendo y ejecutando a todos sus oponentes, a saber más de trescientos religiosos disidentes. Los mandó quemar en la hoguera y es por ello que se le recuerda como una de las reinas más sanguinarias. Que yuyu ¿no?

Dejando de lado las leyendas, este cóctel es uno de mis favoritos. Lo probé por primera vez en Ibiza, y desde entonces me tiene enamorada. Me gusta prepararlo de vez en cuando, si viene alguien a casa, o simplemente porque me apetece. 

Eso sí, no se puede abusar, no deja de ser una bebida alcohólica. El vodka no se nota mucho, ya que es un cóctel de sabores intensos. El tomate de por sí ya es fuerte, así que si le añadimos el picante del Tabasco, el salado de la salsa inglesa y el ácido del limón, resulta una mezcla algo particular, pero que a mi me tiene viciada!

Es una receta fácil a más no poder, y super refrescante. Perfecta para esos días de sol que todavía acechan, que más que otoño parece verano.


Cóctel Bloody Mary


Tiempo de preparación: 5min aprox.
Dificultad: Fácil
Coste: Bajo

Ingredientes (Para dos personas)

  • 500ml de zumo de tomate
  • 50ml de vodka
  • 10 gotas de salsa Tabasco
  • 3 chorritos de salsa Worcestershire
  • 20ml de zumo de limón
  • Sal y pimienta al gusto
  • Cubitos de hielo

Para decorar

  • 2 rodajas de limón
  • 2 tallos de apio
  • olivas verdes sin hueso (manzanilla)


Paso a paso

Ponemos hielo en dos vasos o copas de cóctel. Añadimos el zumo de tomate, el vodka, la salsa inglesa, el tabasco y el zumo de limón. Salpimentamos al gusto. Mezclamos bien. Decoramos con las ramas de apio, las olivas y las rodajas de limón pinchadas en un palillo. Servimos inmediatamente.


***
Facilísimo, ya lo veís. Os dejo con esta receta y os deseo una feliz noche de brujas! Divertios mucho, bebed con moderación, y si no es así, ya sabéis el remedio para la resaca XD

Un beso

lunes, 27 de octubre de 2014

Mini-donuts de calabaza y chocolate


Ya queda poquito para Halloween, unos días exactamente, y hoy os traigo una propuesta especial. Unos mini donuts de calabaza con chocolate, que me han conquistado. Ya tengo ganas de repetir con otro sabor. Si es que son monísimos y se comen en dos bocados. 

Además, está bien cambiar de las típicas chucherías - que están muy buenas pero van directas a las cartucheras jeje -. Lo mejor de estos donuts es que se hornean en lugar de freírse, por lo que son light (Vamos que son bizcochitos, de donuts solo tienen el nombre).



Y siiii, lo sé, ya empiezo a faltar a mi promesa de publicar miércoles y domingo, pero esta vez tengo excusa. Ayer cuando volvía a casa con Pablo, a la hora que tenía pensada para publicar, se nos cruzó una perrita que andaba perdida y no podíamos pasar de largo.

Así que dejando las obligaciones y el blog para otro día (osea hoy), la recogimos y la llevamos a la policía. Suerte que tenía chip y enseguida pudieron localizar a los dueños. Así que por una vez -ojalá fueran más- todo acabó bien y la podenquita volvió con sus dueños.

Respecto a la receta, la he adaptado de esta, del blog The sweetest Taste, (con permiso de Marina, que tiene un blog muy chulo). Se hacen utilizando un molde de donuts como este que tengo yo de Tefal, o este de Wilton. Están en tamaño normal y mini.



Mini-donuts de calabaza y chocolate

Tiempo de preparación: 1 hora aprox.
Dificultad: Fácil
Coste: Medio

Ingredientes (Para unos 36 mini-donuts)

Para los donuts
  • 100ml de aceite suave
  • 3 huevos M
  • 300g de azúcar
  • 350g de puré de calabaza*
  • 3/4 de cucharadita de canela
  • 1/4 de cucharadita de nuez moscada
  • 1/4 de cucharadita de jengibre molido
  • 1 cucharadita y media de sal
  • 1 cucharadita y media de levadura química
  • 225g de harina

Para decorar
  • Una tableta de chocolate blanco de repostería
  • Una tableta de chocolate negro de repostería
  • Colorante para caramelo naranja
Estos son de Wilton y vienen cuatro botecitos (5€ aprox.)
  • Sprinkles o decos de azúcar de temática Halloween
Calabacitas y murciélagos, de Decolordulce

*Para el puré de calabaza
  • Una calabaza grande (de asar)

Paso a paso

Preparamos con un poquito de antelación el puré para que se enfríe. Para ello, pelamos, limpiamos la calabaza y cortamos en trozos grandes. Ponemos en una olla, cubrimos con agua y cocemos hasta que esté tierna (en olla express, unos 15 minutos). Retiramos el agua y deshacemos con un tenedor o minipimer hasta que quede un puré homogéneo. Reservamos unos 350g.

Precalentamos el horno a 180º sin ventilador. Engrasamos el molde y reservamos. En un bol, tamizamos todos los ingredientes secos (harina, azúcar, levadura, canela, jengibre, nuez moscada y sal). En otro bol mezclamos los huevos, el aceite y el puré de calabaza hasta obtener una mezcla homogénea. Añadimos la mezcla de harina y batimos lo justo para que se integre.


Para rellenar el molde usé una manga pastelera, es lo que tiene no tener pulso jeje
Llenamos los huecos del molde hasta la mitad, no más, y horneamos unos 15 minutos en la parte baja del horno. Pasado ese tiempo, los pinchamos con un palillo y si sale seco están listos. Los dejamos templar cinco minutos y pasamos a una rejilla para que terminen de enfriarse. 



Preparamos el glaseado. Ponemos el chocolate troceado en un bol resistente al calor y lo derretimos en el micro a golpes de treinta segundos. El blanco lo teñimos con colorante naranja especial para caramelo. 

La tableta azul la trajé de Francia, es Nestlé repostería con leche. A ver cuando lo venden aquí!



Para la deco, pasamos los donuts por el chocolate y los ponemos en una rejilla para escurrir el sobrante. Espolvoreamos con los sprinkles. Si hace calor, podemos meterlos unos minutos en la nevera para que la cobertura se endurezca más rápido. Listos.



Notas
  • Se conservan dos o tres días guardados en una caja hermética. En la nevera, una semana, pero acordaros de sacarlos media hora antes para que vuelvan a temperatura ambiente.
  • En lugar de comprar chocolate blanco y teñirlo, se puede sustituir por Candy Melts naranjas directamente. Como me quedaba chocolate blanco - y además quería estrenar mis colorantes - decidí hacerlo así.
  • Que no os engañe la cantidad de donuts que salen (36). Parecen muchos, pero en mi casa duraron más o menos dos días xD. Y si no, a repartir donuts por el vecindario.

En fin, que esta es mi propuesta para la noche de brujas. Y vosotros, ¿celebráis Halloween, preparáis algo especial? 

Si os ha gustado esta receta o teneis dudas, dejad un comentario aquí o en facebook, (que lo reconozco, me encantan). Y nos vemos el miércoles con otra receta. Muaks



miércoles, 22 de octubre de 2014

Coca de plátano, nueces y chocolate



Estoy enamorada de un blog sobre recetas para Thermomix. Y lo mejor es que no tengo la dichosa máquina. Y tampoco pienso comprarla, porque Rosa, de Velocidad Cuchara, explica todas sus recetas tan bien que te sientes capaz de hacerlas aunque sea con las manos jeje.

Bueno, igual exagero un poco. Pero si que creo que con cualquier otro robot de cocina, o batidora de varillas, y algo de ingenio puedes hacer cualquier plato o postre que venga en el recetario Thermomix. 

Por eso, esta coca que os traigo hoy es una receta que no requiere Thermomix, asegurao! Es una adaptación de la tradicional coca de llanda valenciana. Yo quería tunearla un poco y utilicé un puñado de nueces que me sobró de hacer el carrot cake para la tarta de Eli (Pocoyo), plátano y chocolate con leche. Buenísima.

Queda realmente muy muy jugosa y tierna, y es super fácil de hacer, con ingredientes de estar por casa la verdad. Y para una merienda o desayuno con el vasito de café con leche o el colacao, está de muerte.



Coca de plátano, nueces y chocolate

Tiempo de preparación: 40min aprox.
Dificultad: Fácil
Coste: Bajo

Ingredientes (Para un molde de llanda - 39x25x3cm - o similar)
  • 200gr de azúcar
  • ralladura de un limón
  • 3 huevos
  • 150gr de aceite de girasol
  • 150gr de zumo de naranja natural
  • 250gr de leche
  • 400gr de harina de trigo
  • 3 sobres de gaseosa (el azul/morado y el blanco, 6 en total)
  • un plátano grande maduro
  • un puñado de nueces mondadas
  • 150g de chocolate con leche de repostería
  • azúcar para cubrir la coca

Paso a paso

Precalentamos el horno a 180º sin ventilador. Engrasamos y enharinamos un molde rectangular (a poder ser el típico molde valenciano "de llanda" o uno parecido).

En el bol del robot, echamos el azúcar, los huevos y la ralladura de limón picada muy finita. Batimos unos 3-5 minutos a velocidad media. Agregamos el aceite, el zumo de naranja y la leche y volvemos a batir un par de minutos. Añadimos la harina tamizada y los sobres de gasificante, batimos a velocidad baja lo justo para que se integre la harina. 

Pelamos el plátano y lo cortamos en rodajas finas. Reservamos. 
Picamos el chocolate y las nueces en trozos no demasiado pequeños. Los añadimos a la masa y terminamos de mezclar con ayuda de una espátula.

Echamos la mezcla en el molde que teníamos engrasado, repartimos las rodajas de plátano por toda la superficie y las hundimos en la masa empujando con el dedo. 

Espolvoreamos la masa con una buena capa de azúcar y horneamos unos 25 minutos, en la parte baja del horno (un escalón por debajo del centro). Pasado ese tiempo, pinchamos en el centro con un cuchillo. Si sale limpio, esta lista. Dejamos enfriar media hora como mínimo. Servimos.


Está muy rica, y no me digaís que es difícil de hacer ee jaja.

Para cualquier duda, comentad. No olvideís compartir si os ha gustado. Seguro que teneís el típico amigo que sobrevive a base de dulces, donuts y demás bollos. Está coca seguro que le encanta xD

Un beso

PD: No sé como se publicará esta entrada porque estoy teniendo problemas con google+, dice que mi perfil no es adecuado...¿?Alguien que use Google+ sabe decirme que pasa...¿?


domingo, 19 de octubre de 2014

Fritura andaluza



El fin de semana pasado, estuvé en Granada. Era el cumple de mi chico, 28 añazos, y que mejor regalo que una escapadita romántica para desconectar y celebrarlo a lo grande.

A pesar del día tristón, disfrutamos de las vistas

Hicimos lo típico. Visitar la Alhambra (preciosa) y ponernos las botas tapeando y cañeando xD. Una de las raciones que más nos gustó fue la fritura de pescado variada, muy propia de tierras andaluzas. Con un rebozado seco y crujiente, y el puntito del limón, divina.


Bar de tapas Genil, no dejéis de pasaros si vais a Granada

No hay nada más fácil que esta receta, lo importante es seguir unas pautas que nos asegurarán un rebozado perfecto y que no quede pesado:

- Utilizar aceite de oliva virgen extra para freír, limpio y a poder ser, suave: ¿Porque digo lo de suave? Es un poco una cuestión de gusto personal, me parece que el aceite de oliva fuerte es demasiado intenso en sabor, y cansa. El aceite de girasol se quema con más facilidad, no aguanta tan bien las temperaturas altas por lo que tampoco me parece el ideal para esta receta.

- La temperatura del aceite: Cuando echéis el pescado en la sartén, el aceite debe de estar muy caliente (165-170º) para que no pierda demasiada temperatura y que el rebozado quede blando en lugar de crujiente.

- El tipo de rebozado: Para rebozar el pescado he utilizado harina de trigo de toda la vida. Ni huevo ni pan rallado, porque lo que queremos es solo una capa crujiente que no absorba aceite.

- Secar el pescado: Antes de pasarlo por la harina, podemos secar el pescado con papel de cocina para retirar el exceso de agua y asegurarnos que quede una capa de harina consistente que no deje pasar el aceite.



Fritura andaluza

Ingredientes (para 4 personas)
  • 300g aprox. de pulpo precocinado
  • 3-4 medallones de merluza 
  • 400g aprox. de calamares
  • Harina de trigo
  • Sal
  • Aceite de oliva suave
  • Limón (o mayonesa)

Además
  • Una bolsa de congelado

Paso a paso

Limpiamos los calamares. Retiramos la pluma y la cabeza y enjuamos bien con agua. Los cortamos en dos o tres trozos. Troceamos el pulpo. Reservamos. Retiramos las espinas de la merluza y cortamos en trozos de unos 3cm.

Calentamos una sartén honda con aceite de oliva suave, al menos dos dedos. Mientras, pasamos el pescado por papel de cocina y lo echamos en la bolsa de congelado con 2-3 cucharadas de harina. Cerramos la bolsa y agitamos bien.

Cuando el aceite esté a punto, vamos friendo el pescado en pequeñas tandas para que no baje mucho la temperatura. Primero 1 minuto a fuego alto, y luego 2 minutos a fuego bajo para que se termine de cocer la merluza. Sacamos la fritura y la escurrimos en un papel de cocina. Servimos caliente con unas rodajas de limón o mayonesa.


Notas
  • Probadla, que es super fácil y está de muerte! =)


¿Os ha gustado esta receta? ¿Os gustaría ver en el blog más recetas de pescado? ¿O sois más de carne? Coment. 

Muaaa

Si quieres ver más recetas, pulsa aquí.

Dirección:
Bar Restaurante Genil
Calle Navas, 16
18009 Granada

miércoles, 15 de octubre de 2014

Tarta decorada infantil de Eli (Pocoyo)

Hola!


Hoy quería enseñaros la tarta de cumpleaños de Eli que hice para mi prima Emma, que cumplió hace una semana su primer añito. Sus papis me encargaron la tarta y como no, yo encantada. No voy a entrar en detalles con un extenso paso a paso para aburriros, sino que os pongo un par de fotos y os dejo la receta. 

Para el que esté interesado en ver el proceso completo de montar una tarta decorada con bizcocho a capas y relleno de buttercream, le remito a esta entrada (Primera parte) y esta otra (Segunda parte), en la que os explicó (ultra detallado, ahi si que si jeje) como hacer una tarta infantil de dos pisos.

En ella, seguí exactamente el mismo proceso; tanto para cortar y montar los dos pisos de la tarta como para cubrirla. Incluso el buttercream es el mismo! Lo único que cambia es la receta del bizcocho. Hicé un carrot cake, a continuación os dejo las proporciones exactas para el molde de borde alto de 26cm y el de 18cm, que son los que utilicé.


Para la figura de Eli, seguí al pie de la letra el siguiente tutorial en vídeo del canal de Youtube "TartaFantasía". Lo explica genial y muy detallado. Es una artista vamos, poco puedo añadir yo.




Vamos con la receta:


Tarta infantil decorada Eli


Ingredientes (Para 30-40 raciones)


Para el molde de 26cm
  • 6 huevos
  • 337g de azúcar blanco 
  • 450g de harina de trigo
  • 450ml de aceite de girasol
  • 7 zanahorias medianas ralladas
  • 225g de nueces picadas
  • 1 y 1/2 cucharadita de canela en polvo
  • 1 y 1/2 cucharadita de levadura química (en polvo, tipo Royal)
  • Una cucharadita de bicarbonato sódico
  • Una cucharadita de sal


Para el molde de 18cm

  • 4 huevos
  • 225g de azúcar blanco 
  • 300g de harina de trigo
  • 300ml de aceite de girasol
  • 5 zanahorias medianas ralladas
  • 150g de nueces picadas
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1 cucharadita de levadura química (en polvo, tipo Royal)
  • Media cucharadita de bicarbonato sódico
  • Media cucharadita de sal

Para una porción de buttercream de queso Philadelphia (utilicé dos para rellenar y cubrir las dos tartas)
  • 500g de queso crema (tipo Philadelphia)
  • 250g de mantequilla sin sal
  • 2 cucharaditas de extracto natural de vainilla líquido o en pasta (incoloro mejor)
  • 200g de azúcar glas

Paso a paso

Precalentamos el horno a 180º con ventilador.
En un bol, tamizamos la harina, la levadura, el bicarbonato, la sal y la canela. Reservamos. 
Con el robot de cocina o varillas, batimos los huevos con el azúcar, sin que la mezcla llegue a blanquear. Añadimos el aceite y mezclamos un par de minutos más.  A continuación, agregamos la mezcla de harina y removemos lo justo para que se integre. Por último, echamos las zanahorias ralladas y las nueces picadas y mezclamos con una cuchara de madera. 
Forramos una bandeja de horno de borde alto con papel sulfurizado (yo utilicé una de 35x45cm y 3cm de alto). Repartimos la mezcla por toda la bandeja y alisamos con una espátula. Horneamos unos 15 minutos o hasta que al pinchar con un cuchillo la masa, éste salga limpio. Dejamos enfriar.


Para el buttercream, batimos la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar (importante que no esté fría, no se mezcla bien y quedan tropezones de mantequilla) unos 5 minutos a velocidad alta. Hay que batir ese tiempo como mínimo para que quede muy bien integrado y no se note el azúcar al masticar. Añadimos el queso crema bien frío y el extracto de vainilla y batimos un par de minutos más, a velocidad media. Sacamos la mitad de la crema y la teñimos de rosa para cubrir la tarta pequeña (yo usé Rose en gel de Wilton). La otra mitad la teñimos de blanco para la tarta grande (Extra white en pasta de Sugarflair). Con mojar la punta de un palillo en el colorante rosa es suficiente. Siempre es recomendable ir de menos a más, porque aclarar una crema demasiado oscura es mucho más difícil que oscurecerla (ya lo comprobé con el blanco jeje)

Y esto es todo. Espero que os haya gustado y me deis vuestra opinión, aquí o en la página de Facebook.

Además, quería informaros de que a partir de ahora, los días para publicar serán los miércoles por la mañana y domingos por la noche. Es una prueba temporal, pero si la cosa funciona, así se quedará.

Un besazo y feliz semana a tod@s!