lunes, 27 de octubre de 2014

Mini-donuts de calabaza y chocolate


Ya queda poquito para Halloween, unos días exactamente, y hoy os traigo una propuesta especial. Unos mini donuts de calabaza con chocolate, que me han conquistado. Ya tengo ganas de repetir con otro sabor. Si es que son monísimos y se comen en dos bocados. 

Además, está bien cambiar de las típicas chucherías - que están muy buenas pero van directas a las cartucheras jeje -. Lo mejor de estos donuts es que se hornean en lugar de freírse, por lo que son light (Vamos que son bizcochitos, de donuts solo tienen el nombre).



Y siiii, lo sé, ya empiezo a faltar a mi promesa de publicar miércoles y domingo, pero esta vez tengo excusa. Ayer cuando volvía a casa con Pablo, a la hora que tenía pensada para publicar, se nos cruzó una perrita que andaba perdida y no podíamos pasar de largo.

Así que dejando las obligaciones y el blog para otro día (osea hoy), la recogimos y la llevamos a la policía. Suerte que tenía chip y enseguida pudieron localizar a los dueños. Así que por una vez -ojalá fueran más- todo acabó bien y la podenquita volvió con sus dueños.

Respecto a la receta, la he adaptado de esta, del blog The sweetest Taste, (con permiso de Marina, que tiene un blog muy chulo). Se hacen utilizando un molde de donuts como este que tengo yo de Tefal, o este de Wilton. Están en tamaño normal y mini.



Mini-donuts de calabaza y chocolate

Tiempo de preparación: 1 hora aprox.
Dificultad: Fácil
Coste: Medio

Ingredientes (Para unos 36 mini-donuts)

Para los donuts
  • 100ml de aceite suave
  • 3 huevos M
  • 300g de azúcar
  • 350g de puré de calabaza*
  • 3/4 de cucharadita de canela
  • 1/4 de cucharadita de nuez moscada
  • 1/4 de cucharadita de jengibre molido
  • 1 cucharadita y media de sal
  • 1 cucharadita y media de levadura química
  • 225g de harina

Para decorar
  • Una tableta de chocolate blanco de repostería
  • Una tableta de chocolate negro de repostería
  • Colorante para caramelo naranja
Estos son de Wilton y vienen cuatro botecitos (5€ aprox.)
  • Sprinkles o decos de azúcar de temática Halloween
Calabacitas y murciélagos, de Decolordulce

*Para el puré de calabaza
  • Una calabaza grande (de asar)

Paso a paso

Preparamos con un poquito de antelación el puré para que se enfríe. Para ello, pelamos, limpiamos la calabaza y cortamos en trozos grandes. Ponemos en una olla, cubrimos con agua y cocemos hasta que esté tierna (en olla express, unos 15 minutos). Retiramos el agua y deshacemos con un tenedor o minipimer hasta que quede un puré homogéneo. Reservamos unos 350g.

Precalentamos el horno a 180º sin ventilador. Engrasamos el molde y reservamos. En un bol, tamizamos todos los ingredientes secos (harina, azúcar, levadura, canela, jengibre, nuez moscada y sal). En otro bol mezclamos los huevos, el aceite y el puré de calabaza hasta obtener una mezcla homogénea. Añadimos la mezcla de harina y batimos lo justo para que se integre.


Para rellenar el molde usé una manga pastelera, es lo que tiene no tener pulso jeje
Llenamos los huecos del molde hasta la mitad, no más, y horneamos unos 15 minutos en la parte baja del horno. Pasado ese tiempo, los pinchamos con un palillo y si sale seco están listos. Los dejamos templar cinco minutos y pasamos a una rejilla para que terminen de enfriarse. 



Preparamos el glaseado. Ponemos el chocolate troceado en un bol resistente al calor y lo derretimos en el micro a golpes de treinta segundos. El blanco lo teñimos con colorante naranja especial para caramelo. 

La tableta azul la trajé de Francia, es Nestlé repostería con leche. A ver cuando lo venden aquí!



Para la deco, pasamos los donuts por el chocolate y los ponemos en una rejilla para escurrir el sobrante. Espolvoreamos con los sprinkles. Si hace calor, podemos meterlos unos minutos en la nevera para que la cobertura se endurezca más rápido. Listos.



Notas
  • Se conservan dos o tres días guardados en una caja hermética. En la nevera, una semana, pero acordaros de sacarlos media hora antes para que vuelvan a temperatura ambiente.
  • En lugar de comprar chocolate blanco y teñirlo, se puede sustituir por Candy Melts naranjas directamente. Como me quedaba chocolate blanco - y además quería estrenar mis colorantes - decidí hacerlo así.
  • Que no os engañe la cantidad de donuts que salen (36). Parecen muchos, pero en mi casa duraron más o menos dos días xD. Y si no, a repartir donuts por el vecindario.

En fin, que esta es mi propuesta para la noche de brujas. Y vosotros, ¿celebráis Halloween, preparáis algo especial? 

Si os ha gustado esta receta o teneis dudas, dejad un comentario aquí o en facebook, (que lo reconozco, me encantan). Y nos vemos el miércoles con otra receta. Muaks



1 comentario:

Muchas gracias por leerme. Si tienes cualquier duda o sugerencia, me encantará leerla. Y si solo quieres dar tu opinión, también. Es importante para mi, así que te invito a dejar un comentario. Un beso.