domingo, 9 de noviembre de 2014

Mousse de chocolate blanco fácil



Blanca, suave, blandita, de aspecto aterciopelado. No hablo de una nube, aunque lo pareciera, sino de esta mousse de chocolate blanco super fácil que os traigo hoy. Es el dulce más ligero que he probado en mucho tiempo. 

Me gusta esta receta porque da mucho juego. La podéis servir en copas, en vasos de chupito, en una fuente. Podéis añadirle lacasitos, virutas o ralladura de chocolate, sirope, azúcar, frutas, hacerla en un molde de tarta y así hasta donde llegue vuestra imaginación.

La preparé para el cumple de mi hermano y es perfecta para concluir una comida de celebración. Es dulce pero al mismo tiempo tan ligera que cuando te quieres dar cuenta has limpiado la copa. Y lo mejor, ultra fácil. 

Así que no os quejareis. ¡Manos a la obra!

Mousse de chocolate blanco

Tiempo de preparación: 20min aprox. + 4horas enfriado
Dificultad: Fácil
Coste: Bajo

Ingredientes (Para 4 copas generosas o 6 medianitas)

  • 100g de chocolate blanco de calidad (Un Valor, Nestlé o similar porfavó, que es el ingrediente estrella)
  • 2 huevos M
  • Una pizca de sal
  • 200ml de nata para montar (min. 35% materia grasa)
  • Una cucharada sopera de azúcar glass (normal también sirve)
  • Copos de chocolate o cacao en polvo para decorar

Paso a paso

En un bol resistente al calor, troceamos el chocolate blanco. Lo derretimos en el micro a golpes de treinta segundos, removiendo de vez en cuando para que no se queme (el choco blanco se quema enseguida!).
Mientras se templa, separamos las yemas de las claras. Las yemas las añadimos al chocolate y mezclamos bien. Las claras las montamos a punto de nieve con una pizca de sal. Reservamos en la nevera.
Montamos la nata con la cucharada de azúcar (para un resultado óptimo, el bol, la nata y las varillas deben estar bien fríos). Incorporamos al chocolate y mezclamos hasta obtener una mezcla homogénea. 
Por último incorporamos las claras con movimientos suaves y envolventes para que no pierda volumen. Rellenamos las copas, decoramos con copos de chocolate o cacao en polvo y enfriamos mínimo 4 horas. Servimos.

Notas

  • Lo de comprar un chocolate blanco de calidad no lo digo por ser repipi jeje. Es que si ya es malo de por si (es todo grasa), si además cogemos una marca blanca o muy cutre,  seguro que lleva 0% de cacao y la mousse no va a estar para tirar cohetes. Pensad que es lo que le va a dar todo el sabor y los de marcas un poco más buenas al menos llevan en su composición manteca de cacao, que ya es algo. Una tableta de este tipo puede rondar los 3-4 eurillos, tampoco es una ruina, que el resto de ingredientes son de estar por casa. 
  • Para los más tradicionales, acordaos que ya os enseñé en su día la receta de mousse de chocolate de toda la vida, del magnífico Pierre Hermé, que lo amo demasiado! (Reposteramente, se entiende). Además le tengo un cariño especial a esta receta porque fue la primera que publiqué. =)

Un beso chocolateado de vuestra bloguera cocinera (muy repostera ultimamente).